Rafael Caamaño Aramburu, en representación de CECE ANDALUCIA, en calidad de Secretario General, comparece y

Expone:

Que mediante el presente escrito solicita la suspensión de las actuaciones de la inspección que se está llevando desde hace varias semanas en los centros privados concertados que representamos, principalmente en Sevilla, referidas a la dotación horaria del profesorado de los ciclos formativos de formación profesional y de bachillerato, así como la convocatoria, lo más urgente posible  de reunión con la Secretaría General Técnica y la Dirección General de Planificación y Centros.

Como bien conoce, al principio de curso y tras la modificación de las instrucciones relativas a la aplicación Séneca y el vuelco de datos sobre dotación horaria en postobligatoria, solicitamos reunión urgente con la Secretaría General Técnica, ante la imposibilidad de los centros de aplicar la dotación horaria que le corresponde legalmente, en la citada aplicación informática.

El Secretario General Técnico se comprometió a mantener y crear una comisión a fin de analizar la organización de la enseñanza en los centros concertados así como la dotación horaria y las distintas tareas que se encomiendan a los profesores.  Esa Comisión ni se ha creado ni se ha reunido y ahora es el cuerpo de inspectores educativos el que está aplicando unos criterios que a nuestro entender  no  tienen respaldo jurídico alguno.

Desde hace varias semanas los inspectores están visitando a los centros cuestionando los horarios volcados en Séneca, incluso  obligando a cambios horarios en plazos mínimos, poniéndose en cuestión las dotaciones horarias que le corresponde a cada centro según el propio módulo de conciertos de los Presupuestos Generales del Estado.

Tanto el funcionamiento, como las plantillas del profesorado de la enseñanza concertada tienen sus especificidades con respecto al funcionamiento y plantillas de los centros de titularidad pública, por lo que pretender que la  herramienta  Séneca  se aplique de idéntica forma a ambas tipología de centros está provocando innumerables incidencias, e interpretaciones, dando lugar a un caos organizativo en los centros.

Por todo ello y en atención a las competencias en materia de Inspección que tiene la Viceconsejería, solicitamos que a la mayor brevedad se suspendan las actuaciones inspectoras referidas a esta materia y se convoque con urgencia reunión con la Secretaría General Técnica y la Dirección General de Planificación y Centros a fin de analizar y homogeneizar los criterios a tener en cuenta referidos al funcionamiento y la organización de la enseñanza concertada.

 

En Sevilla a 25 de noviembre de 2015

 

Rafael Caamaño

CECE ANDALUCIA