Ante las dudas y cuestiones que plantean los centros, CECE-Andalucía ha dado instrucciones a los centros sobre los protocolos de actuación de los centros educativos elaborados por la Consejería, sobre la actuación ante las situaciones de padres separados o divorciados.

También sobre posibles situaciones de maltrato infantil, recomendando que las posibles comunicaciones en este tema, sean rigurosas, se sigan los cauces teniendo en cuenta la protección de datos sensibles, y se hagan objetivamente,  sin hacer calificaciones, hipótesis ni juicios de valor, que corresponden a otras instancias.